Expoflores y su rol en la cadena productiva florícola

.

18-04-2017
(0)
1302

La producción y exportación florícola tiene una gran tradición en Ecuador, regiones como Tabacundo han sido consagradas como la capital de las rosas por su gran variedad y calidad en la producción. Es esta labor que contribuye enormemente con la economía de nuestro país, la que debe ser innovada cada día a través de la gestión gremial. Esta es precisamente la tarea de Alejandro Martinez, Presidente Ejecutivo de Expoflores, una asociación que además de reunir a todos los actores de la cadena de producción florícola, se ocupa de renovar los procesos y consolidar practicas e implementación de tecnología que garantice un constante crecimiento del mercado.

Para Alejandro, la misión de Expoflores, estratégica para el sector, siendo la su función en primer lugar, la de institucionalizar el gremio. Esta asociación ha sufrido cambios, adaptándose a las necesidades y creciendo en conjunto con la actividad empresarial ecuatoriana. Como bien lo expresa Alejandro, este no ha sido un rol sencillo, ya que se deben considerar las necesidades de todos los involucrados, entre ellos, empresas de diferente tamaño y de distintos tipos de agricultores. Además “organizar las cuestiones logísticas y comerciales no es tarea fácil”, insiste.

“El segmento flores, estaba generando cada vez menos valor al consumidor, el mercado de flores ha crecido muy poco”, comenta Alejandro, “Está creciendo el mercado de detalle y no crece el mercado del producto flor.” Así que conectar al consumidor con el producto en el sentido del valor, se transformó en algo indispensable. “Competimos en un mercado muy grande y muy agresivo”.

“En latino América y en el Ecuador se confunde cual es el rol de una asociación, debe mirarse más allá de la política pública y tratar de entender lo que el sector necesita.  En el sector hay actores que halan para un lado y otros para otro. Nos enfocamos en una sola cosa, y eso es el producto. La flor. Eso ha sido un diferencial”, concluye Alejandro. Esto radica un paso muy importante, no solo en la industria florícola, ya que sienta las bases para que este mismo proceso se lleve a cabo en otras empresas y exportaciones. “Las necesidades gremiales van más allá de problemas particulares y deben tener miras de ampliar y mejorar los procesos de la industria en sí”, puntualiza el experto.